10 buenas prácticas en Facebook

El mundo Facebook nos da la oportunidad de presentarnos a un gran público, de mostrarnos tal y como deseamos. Sin embargo, es muy importante distinguir claramente las tres modalidades que existen para estar presentes en esta plataforma social: perfil, grupo y página.

En el caso de las marcas, la mejor opción es crearse una página, ya que es el espacio que Facebook facilita a las organizaciones, negocios, artistas y compañías. La creación y administración es completamente gratuita. Y resulta muy fácil para los usuarios interesados vincularse a nuestra página con tan solo un clic en el botón “Me gusta“. Desde ese momento, todos ellos recibirán nuestras publicaciones en la sección “Últimas noticias” de su página de Inicio.

Pasos a seguir

Antes de empezar a crear y diseñar nuestra página de Facebook, debemos de tener en cuenta una serie de aspectos sumamente importantes. Nuestro objetivo es presentarnos a la audiencia de una forma adecuada, atractiva y coherente con nuestros valores de marca. Por eso, te ofrecemos algunas buenas prácticas a seguir:

1. El nombre de la página y la URL:

El primer paso es elegir bien el nombre de tu página. Debemos de ser cuidadosos en esta acción, ya que no podemos cambiar el nombre de la página una y otra vez, pues para modificarlo tenemos que ponernos en contacto con Facebook para que nos conceda el permiso y no siempre lo permite, puede que lo rechace. El nombre de la página se escoge desde “Editar página” en la sección “Actualizar información”.

2. Imagen de portada y perfil:

Debemos de saber entrar por los ojos a los usuarios de la red. Imágenes atractivas, originales y que combinen bien entre sí (portada y perfil). Se aconseja elegir fotografías propias o de bancos de imágenes.

3. Ofertas solo para fans de la página:

Incluir ofertas exclusivas, descuentos o sorteos desde tu página de Facebook a tus fans es una buena estrategia para fidelizar a tu público. Es una gran ventaja, un valor extra, y da lugar a que otras personas empiecen a seguir nuestra marca.

4. Aplicaciones exclusivas:

Las aplicaciones que favorecen la interacción con tu marca son muy prácticas, sobre todo las que se crean como leads, formularios de contacto, entre otras. Hay que ofrecer una “recompensa” por sus datos con, por ejemplo, una promoción determinada. Se trata de un intercambio entre seguidor y marca.

5. Botón llamada a la acción:

Es un mecanismo fácil para poder conducir a nuestros usuarios desde Facebook a nuestra página web. De ese modo, hay mayor probabilidad de aumentar el número de ventas.

6. Lenguaje adaptado al medio:

Facebook es un espacio de ocio y, por ello, las personas que se conectan utilizan un lenguaje concreto, más relajado e informal. Debemos de adecuar nuestro lenguaje al medio. Sin llegar a perder nuestra propia identidad, ni traspasar ciertos límites. Solo es ser un poco más cercano. Nuestro fin es que los seguidores se sientan cómodos y a gusto con nuestra marca.

7. Feedback:

El feedback, es decir, la interacción con el público es uno de nuestros objetivos en esta red. Es un medio social y, por tanto, el fin es dialogar, establecer relaciones, compartir mensajes e información, etcétera. Las llamadas a la interacción son muy útiles para lograr esto y, además, son uno de los recursos más empleados por las marcas en los medios sociales. Preguntas como: ¿Te gusta?, ¿Cuál es tu favorito?, ¿Te atreves?, entre miles de posibilidades, favorece el intercambio de mensajes con los internautas, así como la creación de una comunidad.

feedback-1825515_1920

8. Extensión de las publicaciones:

Los medios sociales se caracterizan por ser muy visuales y es que los usuarios de las redes buscan entretenerse y obtener la información con un simple vistazo. Las publicaciones demasiado extensas, los artículos muy largos, resultan menos atractivos y no se suelen leer hasta el final. Si el contenido es de calidad y debe de ser largo, se aconseja incluir alguna llamada o signo de atención, que evite el “rebote” del lector hacia otro lugar de la red.

9. Contenido interesante:

El contenido de tu página debe de seguir una misma línea, estar dentro de un sector, pero no debemos de centrarnos solo en hablar de nosotros, de nuestra marca. Tenemos que publicar contenido útil e interesante para nuestros fans, que esté relacionado con nuestra marca, producto o servicio, pero que proceda de otros lugares. No podemos olvidar que hay que citar siempre las fuentes.

10. Siempre contesta:

Cuando nuestros seguidores u otros usuarios de Facebook nos hacen alguna pregunta, comentario o alusión a nuestra marca, tenemos que dar respuesta, no podemos permanecer en silencio. Asimismo, debemos de evitar, por todos los medios, “El espíritu de las escalera“. Es un fenómeno que hace referencia a cuando piensas o se te ocurre la respuesta perfecta a una determinada circunstancia, conversación o situación cuando ya ha pasado y es demasiado tarde. Se aconseja invertir tiempo e interés para responder y no dejar que pase demasiado tiempo.

escalera

Estas acciones pueden llegar a resultar fundamentales si queremos lograr nuestro objetivo, pero también es muy importante atender a las buenas prácticas que imponen las políticas de uso de Facebook. Por otro lado, debemos de saber cuándo debemos de publicar en la red, ya que el factor tiempo es clave, pero en los medios sociales aún más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *