El éxito de Victoria’s Secret: puro marketing angelical

Desde hace algunos años el desfile de la famosa marca de lencería Victoria’s Secret se han convertido en uno show de carácter mundial esperado por hombres y mujeres de todo el mundo.

Uno de los secretos de Victoria son sus supermodelos: la fuerza y musculosidad de sus cuerpos, la intensidad de la mirada y la actitud de seguridad de sí mismas, encarnan a la mujer destinataria de la marca.

Las modelos son solo una estrategia de Marketing que no termina aquí.

El desfile de este año es el evento publicitario más importante para la marca por sus enormes ingresos. Las entradas Vip oscilan entre los 10.000 y los 16.000 euros con acceso a la fiesta post-desfile con las modelos y otras celebridades. También la elección de Londres, por la primera vez, como sede del evento este año, responde a una estrategia para nada casual.

Según el responsable Marketing y Director creativo de Ed Razec, los resultados han sido positivos porque la reacción de Londres al desfile fue muy entusiasta: pudimos ver un evento cuidado al detalle, un show donde participan los modelos más guapas y atractivas del mundo luciendo lencería que cuestan millones de euros, acompañadas por músicos que tocan en la pasarela.

El alto ratio de apertura de las newsletters de Victoria’s Secret es una muestra del impacto positivo de la marca en los consumidores. Generalmente este tipo de emails son considerados como spam. Sin embargo los e-mails contienen descuentos significativos en las prendas y ofertas exclusivas, alentando los consumidores a inscribirse a este tipo de canal.

Por supuesto, las redes sociales de la marca son el sueño de cualquier community manager. Su página de Facebook, que cuenta con más de 15 millones de seguidores, es alimentada con vídeos exclusivos del backstage de los shows y reportajes detrás de las cámaras de sus campañas, ofertas especiales, promociones para fechas importantes, etc.

¿El resultado final? Millones de fans en todo el mundo, seguidores de sus modelos y productos, que conforman una estrategia de marketing que no tiene nada de angelical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *