¿Un blog? Pero ¿eso sirve para algo?

Os
lo demostramos a través de  10 razones por las que una empresa, sea
grande o pequeña, o un negocio, sea grande o pequeño, deben tener un
blog. 

 

1. Es barato. ¿Cuánto
dinero cuesta montar y mantener un blog?
Un blog no tiene muchos
gastos, lo que no quiere decir que sea gratis. Con una mínima inversión,
y cuando digo mínima es mínima, cualquiera puede tener su propio blog.
Sólo hace falta un poco de tiempo para mantenerlo actualizado. Pero nada
de escribir todos los días (si fuese posible sería lo ideal) ni
redactar sesudos artículos de 3.000 palabras.

2. Mostrar a todos que eres un experto en tu negocio.
¿Eres bueno en lo que haces?
¿Lo sabe el resto del mundo? ¿Lo saben tus
clientes? No hay mejor forma de contarles a todos que controlas de un
determinado sector que hacerlo en un blog. Y de paso aumenta tu
credibilidad. Además vas a humanizar tu marca, porque el estilo de un
blog debe ser muy cercano, más que el de una web corporativa, que muchas
veces es demasiado formal, y eso traslada la sensación de que detrás de
esa marca hay personas, no sólo una empresa.3. Vas a mejorar tu imagen de marca.
Al utilizar tu blog para posicionarse como un experto o simplemente
como una persona que sabe mucho de tu sector vas a aumentar tu imagen de
marca, vas a incrementar tu visibilidad online y vas a ir colocando en
el subconsciente de otras personas la idea de que sabes mucho de tu
negocio y que cuando necesiten de alguien de tu sector van a pensar en
ti porque les has demostrado que sabes de lo que escribes. Has ganado su
confianza. 

4. Mejoras el posicionamiento de tu web corporativa en Google.
¿Tienes una página web de tu empresa o negocio? ¿Tienes muchas visitas a
lo largo del día? Seguro que no. Un blog que esté dentro de tu web
ayuda y mucho a que Google ‘quiera’ más a tu página y le lleve más
tráfico porque al actualizar con regularidad, una vez a la semana es
suficiente para empezar y no abrumarse, el blog consigue tener un
contenido fresco, original y útil y eso a Google le gusta mucho. 

5. Fidelizas a tus clientes. ¿Cuántas
visitas tiene la página web de tu negocio? Ay, perdona, ya me habías
dicho que casi se podían contar con los dedos de una mano. Con un blog
consigues que vayan a visitar tu web, algo que ahora no está ocurriendo.
Consigues una mayor cercanía con los clientes. Ah, y que a nadie se le
olvide: un blog no sólo son textos. También se pueden publicar fotos,
audios y vídeos. Y de una forma más sencilla de lo que crees.

6. Conocerás mejor a tu público objetivo.
Los lectores de un blog suelen dejar comentarios en los artículos. En
una página web es difícil que lo hagan porque no suelen tener la manera
de hacerlo. Los comentarios son una gran herramienta para conocer lo que
están pensando tus clientes y hasta pueden valer para hacer un pequeño
estudio de mercado. Favorece el feedback entre la empresa y el cliente, y
además los post más leídos te ayudan a saber qué es lo que les
interesa.

7. Tu contenido se viraliza en las redes sociales.
¿Cuántas veces han compartido algún contenido de tu página corporativa
en Facebook o en Twitter? Ah, que no tienes en tu web botones para
compartir en las diferentes redes sociales. Ah, que sí los tienes pero
nunca lo has monitorizado. Con un blog consigues que otras personas
compartan tus artículos en las redes sociales, algo que con el contenido
de tu web no está sucediendo. Y que compartan tu contenido supone una
mayor difusión de tu marca; un mejor posicionamiento en Google; más
visitas para tu blog y, por lo tanto, más visitas para tu web.

8.
Plantear tu estrategia digital sólo en redes sociales es como vivir de alquiler.
¿Tienes una página de tu negocio en Facebook y una cuenta en Twitter y
no tienes un blog? ¿Y qué pasaría si un día le dan por cerrar tus
cuentas en estas dos redes sociales? Algo que puede suceder. Tener un
blog es como tener una casa propia: tú y solo tú marcas las reglas.
Plantear una estrategia sólo en redes sociales es como vivir de
alquiler: cualquier día puede venir el casero y cambiarte las normas. Y
entonces, ¿qué haces?

9. ¿Cuánto tiempo está abierto físicamente tu negocio o empresa?
¿Ocho, diez, doce horas? Si tienes un blog estarás abierto 24 horas al
día, 7 días a la semana, 365 días al año. Llegarás a un mayor número de
personas sin tener el negocio más tiempo abierto. Y lo harás de una
forma más cercana, inmediata, personal y periódica. 

10. Es el mejor canal para comunicar las noticias de tu empresa.
¿Voy a poder hacer autopropaganda de mi negocio en el blog? Sí y no. Un
blog es uno de los mejores canales de comunicación para llegar a tu
público objetivo. Y claro que se pueden publicar noticias propias, pero
con cuidado. Un blog corporativo no sólo se debe dedicar a mostrar lo
buena que es tu empresa. Eso tiene un nombre y se llama s-p-a-m. Es
aconsejable utilizar la teoría del 90-10. El 90% de los artículos no
debe ser autopromoción sino contenido que aporte valor añadido al
lector. Y el 10%, sí. De lo contrario el lector entrará en tu blog, verá
que todo es publicidad de la empresa y no volverá a visitarte. ¿Blog o no blog? Es tu decisión.

Visítanos en: http://b2consultores.com/noticias.html
FUENTE: http://mktfan.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *